Ayudar a niños y adolescentes enduelo

El duelo es una respuesta normal y natural ante cualquier pérdida significativa, puede ser una separación familiar, un divorcio, una mudanza o la muerte de un ser querido. Ahora más que nunca, con COVID-19, todos estamos experimentando un tipo de pérdida;incluyendo la falta de normalidad, rutinas, planes y experiencias, interacción con otras personas, trabajos y estabilidad financiera, y vidas humanas.

El duelo puede ser abrumador y confuso, especialmente en tiempos inciertos de una pandemia internacional. Todos necesitamos apoyarnos mutuamente mientras reconocemos nuestras pérdidas y en cómo navegar a través de nuestro dolor.


parent having serious conversation with child

Todo el mundo procesa y reacciona al luto de diferentes formas, y es normal que los sentimientos cambien de un día para otro, incluso de un momento a otro. No podemos predecir cómo será o cuánto tiempo durará, sobre todo cuando hay tan poca información acerca de COVID-19. Es importante ser comprensivo y paciente con nuestros niños y saber que no hay una única forma de lidiar con esta pérdida.

"Una de las cosas más importantes que debes saber acerca del duelo es que no hay una solución rápida" lo indica la terapeuta Jody Baumtein, LCSW, de Children’s Healthcare of Atlanta Strong4Life. "La única forma de lidiar con el duelo es aceptarlo, sentirlo y superarlo".


sulking teenager

El luto es complicado y se ve diferente para todos. Nadie maneja el dolor de la misma forma. A pesar de eso, muchas personas pasan por las mismas etapas deduelo. Estaspueden ser: negación, rabia, negociación, depresión y aceptación. Independiente de en qué etapa del duelo se encuentre tu hijo, notarás cambios en su comportamiento.

Los niños pequeños quizás no entienden lo que está ocurriendo o el drástico cambio en sus estados de ánimo (pasan de jugar y reír en un momento a la ira y lágrimas). Incluso puedes haber notado cambios en sus hábitos de sueño y de alimentación. Algunos niños pequeños, ya exitosamente entrenados para ir al baño, pueden comenzar a tener accidentes. Otros pueden empezar a chuparse el dedo cuando no lo habían hecho en muchos meses.

Con los niños grandes y adolescentes te darás cuenta que al principio no quieren creer o se niegan a reconocer lo que está ocurriendo. Pueden retraerse o aislarse, así como actuar más irritables o molestos (enfadados).


parent consoling child

Si te resulta difícil hablar acerca de algo tan desconocido e incómodo como el duelo, no estás solo o sola. Como padres o guardianes podemos sentirnos abrumados por el dolor de nuestros hijos, tanto como ellos mismos.

"Puedes temer que mencionar el motivo de su dolor lo esté empeorando o sembrando el pensamiento en su mente, pero evitar las conversaciones sobre el duelo en realidad puede hacer más daño que bien", dice Baumstein. "Los niños deben reconocer sus sentimientos antes de poder manejarlos, por lo que es importante tener conversaciones directas con tus hijos para ayudarlos a explorar y comprender lo que están experimentando".

Está completamente bien no tener todas las respuestas, pero aquí hay algunos consejos generales para hablar con tus hijos sobre el duelo.

  • Haz preguntas abiertas. En lugar de hacer suposiciones, pregúntales qué piensan acerca de las pérdidas que están experimentando. Dales la oportunidad de decirte qué es lo que más les molesta, puede que te sorprendan.
  • Habla abiertamente sobre el dolor. Puede ser fácil para los niños identificar los sentimientos de ira o frustración, pero trata de aprovechar la oportunidad para establecer conexiones entre la forma en que se sienten y la pérdida que están experimentando para que puedan entender la causa. Ayúdalos a identificar sus verdaderos sentimientos y a reconocer que el dolor es normal.
  • Reconoce sus sentimientos. Incluso si no comprendes completamente la forma en que se sienten tus hijos, es importante reconocer que la forma en que se sienten es real y hacerles saber que está bien y es normal sentirse así. Motívalos a evitar comparar su reacción a la pérdida con la de los demás. Los sentimientos de todos son importantes al afrontar el duelo, incluso si se ven diferentes.
  • Ofrece tranquilidad. A veces los niños, especialmente los más pequeños, tienen problemas para comprender la pérdida y pueden culparse incorrectamente. Es posible que los escuches decir cosas como: "Tal vez si hubiera llamado más a la abuela, ella no habría muerto". Reafírmales que no tuvieron nada que ver con eso, que no son responsables de lo que sucedió.
  • Evita minimizar o descartar. Es natural y tentador querer que los niños se sientan mejor, pero trata de evitar decir cosas como "Las cosas pasan por una razón" o "Serás más fuerte por eso". Incluso si tienes buenas intenciones, comentarios como estos pueden hacer que se sientan peor y disuadirlos de seguir compartiendo sus sentimientos en el futuro. En su lugar, reconoce genuinamente sus sentimientos y aconséjalos para que los puedan manejar de una mejor forma.

parent tucking boy into bed

Una vez que hayas tenido la conversación con tus hijos o adolescentes sobre el dolor y la pérdida, hay algunas cosas que tú y tus hijos pueden hacer para ayudarles a sobrellevar lo que están sintiendo.

  • Mantén el diálogo abierto. Los sentimientos de los niños pueden cambiar drásticamente de un momento a otro. Anímalos a hablar de ello. Si no quieren hablar, ayúdalos a encontrar otras vías para expresar sus sentimientos, como escribir un diario o crear arte.
  • Concéntrate en el presente y en las cosas bajo su control. Cuando experimentamos una pérdida, es fácil sentirse abrumado por todas las incógnitas y escenarios de "qué pasaría si". Ayuda a los niños a aceptar lo que no pueden cambiar enfocándose en el aquí y ahora y en lo que está bajo su control. Si bien no podemos controlar cuánto tiempo COVID-19 afectará nuestra vida diaria, podemos controlar cómo reaccionamos y tratar de encontrar lo bueno en las cosas pequeñas.
  • Mantén al menos una rutina. Incluso si no puedes mantener todas sus rutinasintenta mantener al menos una. Despertarse a la misma hora, hacer las camas, pasear al perro, cenar o ir a dormir a la misma hora puede ayudar a que sus hijos (y usted) sientan una sensación de comodidad.
  • Conéctate con otros. Interactuar con amigos y familiares nos ayuda a no sentirnos tan solos en nuestro dolor. Si bien aún debemos practicar el distanciamiento social, anima a tus hijos a conectarse con amigos y familiares a través de FaceTime, Zoom u otras opciones tecnológicas. Sentirnos conectados y compartir experiencias con los demás puede ayudarnos a sentirnos menos solos en nuestro dolor.
  • Tómate un tiempo para la risa y la alegría. Al enfrentar el dolor y la pérdida puede parecer difícil encontrar alegría. Incluso puede parecer inapropiado o insensible divertirse después de sufrir una pérdida. Ayuda a tus hijos a comprender que pueden contener más de un sentimiento a la vez. Pueden sentir tristeza y felicidad. Pueden sentir decepción y esperanza. Ya sea jugando o viendo un video divertido, tomarse un momento para reír y divertirse será un buen descanso para toda la familia.
  • Practica hábitos saludables. El sueño, el ejercicio y una nutrición equilibrada son elementos básicos importantes para la salud del cuerpo y la mente. También puedes alentar a los niños a que practiquen regularmente otras estrategias de afrontamiento para ayudarlos a manejar sus sentimientos, como escuchar música, crear arte, escribir un diario, respirar profundamente, conectarse a tierra, relajación muscular progresiva o imágenes guiadas.
  • Sé un modelo a seguir. Úsate a ti como modelo. Ya sea para compartir tu propio dolor por las pérdidas que has experimentado o para demostrar cómo usar estrategias de afrontamiento saludables, crea oportunidades para modelar comportamientos saludables para tus niños o adolescentes.

stressed child talking to parent

"No hay reglas con el dolor", dice Baumstein. “No hay reglas sobre quién puede llorar, qué pérdidas se pueden sufrir o límite sobre cuánto tiempo debe durar el dolor. Una cosa que sabemos con certeza es que el duelo lleva tiempo. "

El duelo es un proceso que se debe superar y no se puede apresurar. Motiva a tus hijos a ser pacientes y amables consigo durante todo el proceso. Sus sentimientos pueden cambiar rápidamente de un día para otro; ayúdalos a comprender que esto es normal y está bien.

Es posible que sientas que no tienes todas las respuestas para ellos (o para ti), así que haz tu mejor esfuerzo. A veces los niños ni siquiera quieren respuestas, solo quieren ser atendidos y escuchados. Al estar ahí para tus hijos y ayudarlos a lidiar con los duros sentimientos de dolor, los estas preparando para que sean resistentes frente a futuros altibajos.

Si en algún momento te preocupa el bienestar emocional de tus hijos, busca ayuda. Muchos profesionales de la salud mental están brindando servicios virtuales o por teléfono y nuevos servicios están disponibles. La línea de apoyo emocional COVID-19 de Georgia provee apoyo confidencial y gratuito 24/7 para quienes necesiten apoyo o fuentes de información como resultado de la pandemia COVID-19. La línea de soporte emocional está conformada por voluntarios, incluye profesionales de la salud mental y otros entrenados en manejo de crisis. Llama al 866-399-8938

Si cualquiera de tus seres queridos está experimentando pensamientos suicidas o de autolesión, llama a la línea del Centro de Crisis de Georgia al 1-800-715-4225. Puedes inclusive chatear o mandar mensajes de texto, como apoyo puede descargar el app MyGCAL en la app store o Google Play. Para aquellos fuera del estado de Georgia llama a la línea directa Nacional de Prevención del suicidio al 1-800-273-8255 cualquier tipo de pensamiento suicida debe tomarse en serio.